Rostro

¡Despídete de la rosácea con estos productos!

En el post de hoy voy a hablar de la rosácea y de las cremas que utilizo para combatirla, sobre todo en esta época del año en la que el frío hace que tenga la piel mucho peor. Si quieres saber qué es lo que mejor me funciona, ¡sigue leyendo!

Como ya sabrás, – porque lo he dicho bastantes veces desde que abrí el blog – tengo rosácea, y a veces convivir con ella es más duro y molesto de lo que te imaginas.

Si estás en mi situación,  este post te ayudará mucho en tu día a día porque te voy a enseñar cuatro cremas muy buenas para combatir la rosácea. ¡comprobarás que funcionan de maravilla!

1. Crème anti-rougeurs Sensiphase AR de A-Derma

Esta crema anti-rojeces es perfecta para usarla a diario cada mañana después de limpiar el rostro. Es un tratamiento 3 en 1 porque atenúa las rojeces, las alivia y protege tu piel.

Tiene una textura apta para todo tipo de pieles y, gracias a su SPF 15, protege tu piel de las agresiones del sol.

Está formulada con extracto de plántulas de Avena que calma la rosácea, agua de hamamelis que descongestiona y proporciona sensación de frescor, y pigmentos verdes neutralizantes para atenuar las rojeces y unificar la tez.

Además incorpora entre sus ingredientes la vitamina C cuya acción es proteger la piel frente a los radicales libres.

2. Sensibio AR BB Cream de Bioderma 

Me gusta la gama Sensibio AR de Bioderma porque todos los productos son adecuados para pieles sensibles, reactivas y con rosácea o rojeces.

En concreto la que te enseño hoy es una crema con color que combina crema para pieles sensibles y un toque de maquillaje, ideal porque reduce las rojeces y además las tapa, unificando la tez y dejando un acabado muy natural.

Combina tres principios activos (enoxolona, alantoína y canola) que alivian y reducen la sensación de calor de las zonas con rosácea y la glicerina y el aceite de canola hidratan la piel.

Aporta un toque de color perfecto que disimula las rojeces, dejando un acabado mate y aterciopelado.

Para mí, la combinación perfecta para salir a la calle protegida y con algo de color en la piel.

3. Antirougeurs CALM de Avène

Esta mascarilla calmante de Avène me gusta mucho. Puedes aplicarla las veces que quieras pero yo suelo hacerlo una vez por semana, cuando consigo sacar un hueco para mí entre obligación y obligación.

Es muy fácil de usar, su textura gel se aplica sobre el rostro y la dejas actuar de 5 a 10 minutos, luego retiras todo con un algodón y listo, notarás tu piel más refrescante, flexible y calmada al instante.

Cuando notes tu piel más irritada de lo normal verás como esta mascarilla alivia, proporciona confort y calma tu piel.

Además no lleva perfume y está formulada a base del agua termal de Avène y TRP-RegulinTM que disminuye la sensación de incomodidad y mejora tu piel sensible.

4. Antirougeurs FORT de Avène

Por último, como complemento a la mascarilla anterior, Avène tiene un producto muy bueno para atenuar las rojeces localizadas: una crema fuerte de cuidado concentrado.

Sin parabenos y sin perfume, mejora la circulación de la piel gracias a su extracto de ruscus y proporciona una sensación calmante porque está formulada con agua termal, aliviando inmediatamente tu piel.

Además, al ser una crema concentrada, actúa mucho más sobre las rojeces y las zonas específicas.

Esta crema suelo utilizarla por las noches por su poder concentrado, así la dejo actuar sobre mi piel durante más horas y me levanto con la rosácea mucho mejor.

Yo ya tengo mis aliados para combatir las rojeces este invierno, ¿cuáles son los tuyos?

Un beso, Ana.

Créditos de fotos: Esif Fotografía.

También te puede interesar

Sin Opiniones

    Dejar una opinión