Maquillaje

Maquíllate con Bobbi Brown y luce una piel natural y radiante

Si lo que quieres es lucir una piel natural cada día, sin llevar muchos productos cosméticos sobre el rostro, ¡sigue leyendo! Este post te interesa, ¡y mucho!

Si día tras día, para ir al trabajo o a la escuela, te maquillas para tapar alguna imperfección, bolsas u ojeras, tranquila, eres como casi todo el resto del planeta y, por eso, hoy te traigo unos productos de Bobbi Brown con los que podrás maquillarte cada día, cuidar tu piel y además te dejará un aspecto muy natural, como si no fueras maquillada.

Para empezar, lo primero que te recomiendo (por ser lo más importante), es tratar la piel. Después de tenerla limpia y seca es imprescindible hidratarla bien, con Repair Nourishing Milk podrás hidratar tu rostro en profundidad porque unifica la hidratación de un aceite y de la leche.

Su fórmula ligera dará a tu piel un extra de hidratación e iluminación al instante, consiguiendo una cara de aspecto saludable.

Es una crema muy ligera, nutre en profundidad y no deja sensación de pesadez en la piel, además está formulada con una mezcla de aceite de oliva, sésamo, almendra dulce y jojoba.

Aunque está pensada para las pieles secas y muy secas, puedes aplicarla si tienes una piel normal-mixta.

Una vez tengas la piel hidratada, aplica Bronzing Powder, los polvos bronceadores que dejarán tu rostro con un poco de color y muy natural. En vez de usar base de maquillaje cada día, que al final acaba cansando, usar estos polvos es mucho más fácil, con la brocha doble que tiene Bobbi Brown es muy cómodo de aplicar, por un lado, con las cerdas de color negro aplicas los polvos y, por el otro, las cerdas blancas, para aplicar el iluminador.

Lo bueno de estos polvos es que los puedes encontrar en 6 tonos diferentes, así dependiendo de tu tono de piel, usarás uno u otro.

Están formulados con tonos rojos y marrones, colores que se dan en un verdadero bronceado. Su fórmula es ligera, con un acabado mater y suave, dejando un look de lo más natural.

Con el otro lado de la brocha, la de color clarito, se aplicará el iluminador o colorete. Este en concreto que he probado es el Highlighting Powder en el tono Sunset Glow, un iluminador en tono rosita que también da rubor a tus mejillas. Hay 3 tonos diferentes entre los que elegir en función del acabado que quieras.

Es un iluminador de alto impacto que deja en la piel reflejos bronceados brillantes. Es perfecto para aplicarlo en las mejillas cada día para dar un toque de color y luminosidad al rostro.

Un producto que para mí es imprescindible, porque camufla muy bien las ojeras y las imperfecciones, es Instant  Full Cover Concealer, un corrector que tiene hasta 15 tonos diferentes, ¡encontrarás tu color seguro!

Mi tono es el Warm Beige y me va de maravilla, suaviza las líneas del cansancio en un instante gracias a su alta pigmentación que cubre completamente y da una sensación de no llevar nada puesto.

Es una fórmula de larga duración que resiste al agua, al sudor y a la humedad durante todo el día.

Por último, para darle un toque un poco más chic a tu look puedes decantarte por darle color a tus labios con Crushed Liquid Lip, una barra de labios líquida que une el bálsamo de una barra de labios y el brillo de un gloss.

Hidrata los labios y tiene una cobertura completa, sin parabenos, sin sulfatos, sin aceites minerales, sin gluten y totalmente vegano.

Los dos tonos que he probado son Smoothie Move y Lychee Baby. El primero es un rosita perfecto para darle color a tu beauty look y el segundo en un marrón nude, perfecto para el día a día.

¿Con cuál te quedarías de los dos?

Podrás crear un maquillaje natural, para tu día a día, en muy pocos pasos y con pocos productos, ¿te animas?

Un beso, Ana.

Créditos de fotos: Esif Fotografía.

También te puede interesar

Sin Opiniones

    Dejar una opinión