Perfumes

Un taller de caligrafía con Acqua di Parma

Tenía muchísimas ganas de publicar este post por un millón de motivos. Un taller de caligrafía de la mano de Acqua di Parma de lo más especial.

No sé si alguna vez os lo había contado. No sé si os había dicho que me encanta escribir y que llevo escribiendo desde 1997, aunque no empecé a conservar aquellos textos hasta 1998. Y hace ahora casi 9 años, en el Club de Golf La Barganiza, organicé unas lecturas y una fiesta posterior para presentar mi primer recopilatorio.

Diez años en fotografias” es un libro de recuerdos registrado (no publicado) en el que recogí en verso y prosa poética toda una evolución de mi estilo literario desde 1998 hasta 2007, ambos años incluidos. Y al leerlos, vuelvo al pasado como si de un álbum de fotos se tratase.

Llevaba un tiempo queriendo reencuadernar ese libro para celebrar su acechador 20º aniversario, y José Luis Asensio Fierro (un amigo muy especial que me ha acompañado y animado en esta particular aventura) y yo teníamos el visor puesto en El Rejón, un taller de encuadernación y caligrafía lleno de encanto en pleno centro de Madrid.

No me lo podía creer cuando Acqua di Parma me sorprendió invitándome al taller de caligrafía que preparaban con mucha ilusión y cariño precisamente en El Rejón. Sí, sí, sí, mil veces sí.

blog-de-belleza-2

blog-de-belleza-1

blog-de-belleza-10

En una convocatoria de lo más reducida y especial, Acqua di Parma quería crear una experiencia para esas amigas de la marca que giran en torno a la creatividad, el trabajo artesanal y el saber hacer. Gente con experiencia y prestigio en cada una de sus profesiones (eso no lo digo yo, lo dice la marca y me llena de orgullo) que nos pudimos enriquecer conociendo el talento en otros sectores. En definitiva, un grupo afín al ADN de Acqua di Parma.

Y así, con semejante introducción, comenzó el taller de caligrafía. Había hecho mis pinitos hace años con otra técnica y una pluma de punta cortada así que, rotulador japonés en mano, me dispuse a empezar de cero. Con lo bonitos que son siempre los comienzos.

blog-de-belleza-5

blog-de-belleza-8

blog-de-belleza-6

blog-de-belleza-7

Practicamos la presión del rotulador y nuevos movimientos de muñeca intentando desvincular, en la medida de lo posible, todos esos trazos de nuestra escritura habitual. Intentamos, de veras que lo hicimos, escribir una carta que no pareciera un borrón de un niño de 5 años.

blog-de-belleza-9

Los cuadernos, las velas y el olor de Acqua di Parma me llevaban una y otra vez a Diez años en fotografías. Y no podía parar de pensar en lo mucho que me gusta escribir a mi manera prestando especial atención al qué y no tanto al cómo.

“Bajo la música quisiera yo dormir, apacible sueño en el que el Sol vuelve a calentar mis ideas más lindas, dichas que carecen de comprensión.

En el hogar de tus rayos ojalá pudiera yo reposar mis músculos cansados y mi expresión envejecida, volver a ser niña, regresar a la inocencia de un corazón herido.

Tristes melodías de violín consiguen que alcance mi paz, aquella bordada de ilusiones y añoranzas, aquella que habla de mí misma sin escudos ni espadas. 

Vuelven a brillar mis pupilas ante tanta belleza, el terremoto interior, la eterna ola protagonista de la marea.

Sellos de confianza dejas reposar en mi piel, la capa que cubre la parte más humana, la extensión de mi vida que roza con el aire.

Hermosa tierra a mi alrededor, asustado corazón que pretende huir, ¿cómo me voy a quedar?, ¿cómo puede ser así?.

Razón alocada, protectora infinita de lo invisible, no dejes que me embelese, no permitas que me precipite.

Oriente arriba y plaza abajo, razón ardiente y el corazón en tu regazo.”

Diez años en fotografías, Desde el cielo, 28 de febrero de 2006.

Cosas de los 21 años. Un besote enorme, Ana.

También te puede interesar

1 Opinión

  • Opinión
    Maria
    20 febrero, 2017 en 2:53 pm

    Hola! Me ha impresionado la forma en como escribes, es muy bonito. Genial la idea de encuadernarlos. Has ido alguna vez a un taller de escritura?. Ya me gustaría saber escribir pequeños relatos. Me apuntaré el taller porque una de mis asignaturas pendientes es realizar un taller de caligrafía. Saludos

Dejar una opinión